Blog
Entérate de lo último
en el mundo ecológico

¿Cómo podemos proteger el medio ambiente en nuestro hogar?

 

No hace falta emplear mucho tiempo ni esfuerzo, con estos sencillos consejos reducirás el impacto ambiental de tus actividades cotidianas y cuidarás tu salud.

 

  1. Reduce, reutiliza y recicla

Aplica las famosas 3R a tu vida cotidiana, y hazlo en ese orden: no compres cosas innecesarias, antes de tirar algo a la basura pregúntate si puedes darle una segunda vida (por ejemplo, los tarros de cristal se pueden emplear para guardar azúcar o sal) y, por último, deposita tus residuos en los contenedores de reciclaje correspondientes.

 

  1. Aprovecha el agua

¿Vas a ducharte y el agua caliente tarda mucho en salir? ¡No dejes que se desperdicien tantos litros de agua! Para ser más ecológico puedes recogerla en un cubo y usarla para fregar o regar las plantas.

 

  1. ¡Luces fuera!

Apaga las luces cuando no estés en la habitación. Eso sí, en el caso de las bombillas de bajo consumo y los fluorescentes de las cocinas, el momento de encendido consume mucha energía, por lo que, si vas a volver en menos de 20 minutos, es mejor dejarla encendida.

 

  1. Utiliza la lavadora de forma responsable

Espera a que esté llena, utiliza programas cortos y lava en caliente solo cuando la ropa esté muy sucia. Además, no abuses del jabón y del suavizante: este último es muy contaminante.

 

      5. El aceite usado, nunca por el desagüe

Cada litro de aceite usado que se tira por el sumidero puede contaminar 1.000 litros de agua. Puedes evitarlo con un gesto tan sencillo como guardarlo en algún bote o garrafa y llevarlo al punto limpio. Y los más mañosos pueden hacer jabón casero con el aceite usado.


Aplica los sencillos trucos de este decálogo de la ecología casera: será bueno para el medio ambiente, para tu salud y para tu bolsillo