Blog
Entérate de lo último
en el mundo ecológico

¿Por qué debemos separar la basura?

¿Por qué  debemos separar la basura?

La basura es un contaminante que requiere de tratamiento especial, por lo que hay que aprender a separarla y clasificar cada uno de nuestros desechos sólidos y así cuidar el medio ambiente.

 

La basura se divide en dos rubros con la finalidad de propiciar el reciclaje y la desintegración de lo que no puede ser reutilizado:

 La basura orgánica se refiere a todo aquello que es de origen natural, es la que se produce de los restos de seres vivos. Se consideran desechos orgánicos las hojas, ramas, cáscaras, frutos en descomposición, restos de frutas o verduras, estiércol, huesos, papel, cartón y madera. Esta basura es biodegradable por lo que se puede descomponer y a través de ella obtener abono orgánico.
 
La basura inorgánicase define por ser un desecho que no proviene de ningún ser vivo, sino que tiene una composición sintética; por esta razón tarda en descomponerse y reintegrarse al medio ambiente. Se le debe dar un tratamiento específico para que no contamine la tierra como puede ser el reciclaje o almacenamiento en lugares especiales. Algunos ejemplos son los envases de PVC, latas de aluminio, bolsas de plástico, pilas, baterías y vidrio. 
 
 ¿Por qué separar la basura?


 Al juntar el mismo tipo de materiales se pueden tratar de una manera correcta, es decir, cuando la basura orgánica se junta puede utilizarse para hacer abono o realizar una composta, esto significa que ayuda a la agricultura y la manutención de la vegetación. Del mismo modo sucede con la inorgánica, misma que en conjunto se almacena para ser reciclada, lo que ayuda a que deje de ser un deshecho y que vuelva a ser un producto útil. 


 Algunos beneficios de la separación de la basura son: 


Ayuda a evitar la contaminación de tierras, ríos y aire.
Permite la renovación de la tierra.
Disminuye el riesgo de muerte en los animales.
Evita la proliferación de enfermedades.
Reduce los costos de producción al poder reciclar.
Evita la dispersión de sustancias tóxicas.
Ahuyenta plagas de animales que se dan en condiciones de suciedad.
 
La mezcla de los desperdicios impide el aprovechamiento de una gran proporción de residuos. Si aprovecháramos la totalidad de los residuos orgánicos e inorgánicos, sólo produciríamos el 17% de la basura que actualmente producimos
 
 
 

Para más información consulta: https://goo.gl/kd26NZ