Blog
Entérate de lo último
en el mundo ecológico

19
Wednesday
Oct. '16

OTRO PUNTO DE VISTA

OTRO PUNTO DE VISTA

Los temas relacionados con el medio ambiente son muy polémicos en la actualidad, por lo que es necesario comprender que la ecología abarca diversas perspectivas. Por la razón anterior, al entrevistar al Arquitecto Carlos Orozco Santillán, quien obtuvo el Premio Colibrí a la Defensa Ambiental 2015, y actualmente es Presidente del Colegio de Arquitectura y Urbanistas del Estado de Jalisco, se pudo apreciar una de ellas, que es la sustentabilidad de nuestra cuidad. Lo que Orozco mencionó fue lo siguiente:

 

“Se ha desatado una gran polémica debido al llamado cambio climático, que cierto o no, el que hemos experimentado en nuestro entorno inmediato, es una modificación de las temperaturas que se han acercado más a los extremos en la medida que hemos deforestado nuestros fraccionamientos, colonias y sobre todo lo que antes fueron zonas agrícolas de amortiguamiento en el perímetro del área de Guadalajara, lo que ha obligado a los que habitamos esta ciudad, que tiene un clima tropical, a recuperar una masa forestal que se ha perdido por la errónea intromisión subcultural de eliminar nuestros arboles de las casas, parques y de todo nuestro entorno.”

 

La masa forestal rural que teníamos a nuestro alrededor ha sido sustituida por decenas de miles de viviendas, que han sido construidas con un sistema barato que incluye principalmente material de concreto y de varilla, que nada tiene que ver con la termicidad que tienen materiales como el ladrillo de lama o el adobe.

 

Por su parte, el cemento y el tabique comprimido con el que está siendo construida la mayor parte de nuestra ciudad ha hecho que el clima del que disfrutábamos en las décadas pasadas se modifiqué de manera notoria. Es decir, dependiendo de la zona de Guadalajara en que te encuentres, se perciben variaciones de hasta tres grados en el clima.

 

Retomando el tema de la deforestación, Jalisco está enfrentando una de las más serias del siglo, primordialmente en Tonalá y Tlaquepaque, donde las masas de arbustos y mezquites se han convertido en masas de concreto.

 

Debemos tomar acción y comenzar a cambiar nuestra cultura y educación para hacer conciencia de que nosotros somos responsables de nuestro planeta y del legado que les estamos dejando a las generaciones posteriores.